Emma Sharp


SW website, 27-03-2018

 

El primer marchador que utilizó una técnica de marcha similar a las diferentes variantes del Speed Walking fue el escocés Robert Barclay Allardice (1779-1854), el Capitán Barclay, quien consiguió recorrer una distancia de 1.000 millas en 1.000 horas en 1809, marchando una milla por hora.

La inglesa Emma Sharp (1832-1920) tiene el honor de haber sido la primera marchadora en completar una distancia de 1.000 millas en 1.000 horas.

Sharp empezó su gran marcha el 17 de septiembre de 1864 y la concluyó el 29 de octubre del mismo año. No fue fácil para una mujer de la época victoriana alcanzar una gesta deportiva de esa magnitud.

La bisnieta de Emma Sharp, Kathy Nicol, explicó recientemente que "Emma había oído hablar de una mujer australiana que había tratado de hacer una caminata de 1.000 millas y decidió intentarlo. Reservó una habitación en el pub Quarry GAP en Dick Lane, donde descansó durante su caminata. Creo que ella caminó 1.000 millas para demostrar que podía hacerlo y también para poner a las mujeres en el mapa. Se convirtió en una gran celebridad".