Entrevista a Gabe Abrahams, ultramarchador de las 1.000 millas


Gabe Abrahams (Les Corts, Barcelona, 1966) es un ultramarchador especializado en grandes caminatas Multiday (varios días). Ha conseguido plusmarcas mundiales en Beach Walking (Caminata de Playa) y Speed Walking (Caminata Rápida).

Hemos conversado con él.

 

-¿Cuándo realizó su primera gran caminata Multiday?

-De joven, practiqué varios deportes, aunque siempre me gustó mucho más caminar. Con veinte años, hice la caminata Toulouse-Pau-Lleida.

 

-Pero hasta el año 2014 no se centró en las grandes caminatas Multiday.

-Sí, porque requieren madurez y esta se alcanza con la edad. En enero de 2014, tuve conciencia de que había llegado el momento de las grandes caminatas y me dediqué a ellas.

 

-En 2015, caminó 500 km por la arena de la playa. Y en 2016, 500 millas (804,672 km). Consiguió las plusmarcas mundiales de las dos distancias en Beach Walking.

-En esas dos grandes caminatas, caminé por circuitos de arena de las playas de Barcelona, Badalona, Sant Adrià de Besòs, etc., con técnica de Beach Walking. Recuerdo las dos caminatas como una mezcla de gran dureza y disfrute.


Gabe Abrahams, durante la caminata de playa de 500 millas (2016)
Gabe Abrahams, durante la caminata de playa de 500 millas (2016)

-En marzo y abril de 2017, caminó 1.000 millas (1.609,344 km) por un circuito situado en el Área Metropolitana de Barcelona. En abril y mayo de 2018, volvió a caminar 1.000 millas en esa ocasión por un circuito de 320 km que iba desde Zaragoza a Monzón y que prácticamente atravesaba Aragón. En ambas grandes caminatas, alcanzó la plusmarca mundial de las 1.000 millas de Speed Walking.

-Realicé esas dos grandes caminatas de 1.000 millas con técnica de Power Walking, una de las variantes del Speed Walking. En las 1.000 millas de 2017, pude mantener un ritmo de 43 km por día, lo que me condujo a un registro de 36 días y 5 horas. En las 1.000 millas de 2018, pude mantener un ritmo de 48 km por día, consiguiendo un registro de 32 días y 21 horas y batiendo mi registro del año anterior.

 

-Con accidente incluido en las 1.000 millas por Aragón de 2018...

-Sí, fui atropellado en el kilómetro 1.420 y salí ileso. Desde que ocurrió el accidente, mi voluntad de seguir adelante tuvo que imponerse a las peticiones de parar que me hacía mi mente. En los momentos buenos de una gran caminata no hay que excederse, y en los malos hay que dejar que pase la "tormenta".

 

-Pero el circuito también le ayudó a seguir y terminar.

-Sí, fue un gran acierto. Aragón es precioso. Su variedad y belleza me ayudaron a seguir caminando hasta alcanzar las 1.000 millas. Ver Barbastro, Berbegal, la zona de Monegros o Zaragoza mientras caminas es muy motivador. Un circuito variado y atractivo puede aligerar el esfuerzo o los malos momentos.

 

-Por cierto, ¿se ha recuperado ya del esfuerzo que le supuso caminar 1.000 millas en la primavera de 2018?

-Estoy en ello. De momento, he pasado cuatro meses desde que terminé esta última gran caminata recuperándome con una actividad física ligera. En otoño, empiezo la preparación. La recuperación se debe respetar para poder afrontar con garantías la preparación posterior y la siguiente gran caminata.


Gabe Abrahams, durante la caminata de 1.000 millas por Aragón (2018)
Gabe Abrahams, durante la caminata de 1.000 millas por Aragón (2018)

-Una preparación exigente...

-Por supuesto. En mi caso, en los siete días de una semana, tres mañanas camino una hora y después hago una caminata de una hora de Speed Walking, otras tres mañanas corro una hora y otra descanso. Además de eso, todas las tardes de la semana camino una hora. Cuando me faltan tres meses para una gran caminata, una vez por semana camino tres horas antes del Speed Walking. Esto me sirve para alcanzar ese día más de 30 km y para ir adaptándome al ritmo de kilómetros diarios de la gran caminata. A esta preparación, añado gimnasia, dieta, hábitos saludables, etc.

 

-Desde el 2014, ha compaginado sus grandes caminatas con caminatas de corta distancia. Ha terminado primero en algunas de ellas (Caminata del Día Olímpico Mundial 2015 y 2017, Caminata Internacional de Barcelona 2015, Caminata de Gràcia 2016, Caminata de Sants 2016 y 2018). ¿Qué le parecen estas caminatas?

-Estas caminatas son de carácter muy popular. Acuden miles de caminadores, pero solo unos pocos, los del grupo de cabeza, imprimen un ritmo elevado. A mi, me han servido de preparación. 

 

-¿Tiene pensado realizar otra gran caminata?

-Sí, tengo en mente realizarla en el 2019. Me gustaría volver a caminar 1.000 millas o superar la distancia.

 

Gabe Abrahams ya ha empezado su preparación para esa futura gran caminata. Otras 1.000 millas, o tal vez más, le esperan a este ultramarchador incansable.