Robert Barclay Allardice


SW website, 08-08-2017

 

El origen del Speed Walking se encuentra en algunos marchadores del siglo XIX que utilizaron una técnica de marcha similar a las diferentes variantes de Speed Walking actuales y alcanzaron importantes registros en pruebas Multiday (varios días).

El primero y más destacado de esos marchadores fue el escocés Robert Barclay Allardice (1779-1854), el Capitán Barclay, quien batió plusmarcas y consiguió recorrer una distancia de 1.000 millas en 1.000 horas en 1809, marchando una milla por hora.

Robert Barclay era miembro por línea paterna de una antigua familia escocesa, vinculada a la banca Barclays. Por línea materna, descendía de Roberto II de Escocia y de los Condes de Airth, Menteith y Strathearn.
Entre el 1 de junio y el 12 de julio de 1809, en Newmarket, población situada en el condado de Suffolk (Inglaterra), Robert Barclay realizó su mítica marcha de 1.000 millas en 1.000 horas, marchando una milla por hora. La hazaña, que duró algo más de 41 días, levantó una notable expectación y a Barclay le servió para ser reconocido definitivamente como un referente.

Robert Barclay Allardice abrió el camino por el que transcurrirían después otros grandes marchadores de pruebas Multiday, las pruebas de 6 Días de la segunda mitad del siglo XIX, el primer Race Walking, el Speed Walking, etc.

Décadas después de su enorme marcha, Robert Barclay Allardice intentó que fuesen admitidos los títulos de su línea materna, pero la demanda fue rechazada por la Cámara de los Lores en 1839. De haberse aceptado la reclamación, habría implicado reconocer que Robert Barclay Allardice era el legítimo Rey de Escocia.

Robert Barclay Allardice falleció en 1854 por culpa de la patada de un caballo, dejando como sucesora a su única hija Margaret. Sus últimos descendientes viven en Gloucestershire y Hampshire, Inglaterra.